Blogia
Tus amigos

Política

Por qué Martí autor intelectual del Moncada

Por qué Martí autor intelectual del Moncada

MARTA ROJAS

Bastaría una sola frase de Fidel Castro en los días del Moncada, pronunciada por él enfáticamente en el alegato de autodefensa de los hechos del 26 de julio de 1953, conocido como La Historia me absolverá, para respondernos la pregunta de por qué el Jefe de la Revolución dijo que José Martí era el único autor intelectual del asalto al Moncada.

La frase a la cual hago referencia es aquella que dice: "Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos".

Fue porque Fidel y sus compañeros integrantes de la generación del centenario habían bebido en la fuente del pensamiento de José Martí, conocían sus textos y se afiliaron a las concepciones de su apostolado independentista, que pudieron ver más lejos que los demás de su época, y no solo ver, sino actuar en forma consecuente, frente a la situación provocada por el golpe militar del 10 de marzo, antecedida de un período de corrupción política y administrativa de los gobiernos anteriores a la asonada militar conocida como madrugonazo por ampararse en la oscuridad de la noche para darle el tiro de gracia al régimen institucional del presidente Carlos Prío Socarrás.

Quienquiera que lea La Historia me absolverá y antes el interrogatorio de los jueces a Fidel, durante el juicio, observará cuántas veces está mencionado Martí, el Maestro, el Apóstol, no como un recurso oratorio sino conceptualmente a modo de ejemplo sobre el papel que desempeñó su doctrina en la formación del pensamiento revolucionario de los que en su nombre limpiaron el honor de la patria.

Dice Fidel en su alegato: "Para dar a entender que estaba resuelto a luchar solo contra tanta bajeza, añadí a mi escrito aquel pensamiento del Maestro: Un principio justo desde el fondo de una cueva puede más que un ejército". Hoy podríamos decir que la resistencia de la Revolución por su justeza, frente a un mundo unipolar, podrá más que ese poder absoluto que nos yugula.

No hay otra razón para pensar el porqué se le prohibieron a Fidel en la cárcel de Boniato los libros de José Martí. De ello él dice: "Parece que la censura de la prisión los consideró demasiado subversivos".

La entrega en bien de la nación, el sacrificio de intereses personales propios de la juventud e incluso el sacrificio de sus vidas en los heroicos combatientes del Moncada y Bayamo; y la postura enhiesta de los sobrevivientes que supieron, además de defender las ideas por las cuales lucharon, denunciar los crímenes cometidos con otros compañeros en su presencia o de los cuales tuvieron conocimiento en Santiago de Cuba en los días del Moncada, tiene respuesta en el pensamiento martiano de: "...el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber, y ese es el mismo hombre práctico cuyo sueño de hoy será la ley de mañana".

Otros ejemplos de Martí pondría Fidel en su pronunciamiento y en un punto de su exposición dirá: "Que hable por mí el Apóstol". Es que el Apóstol había dejado sentado que "los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra" y no se les puede defraudar.

En aquellos días se celebraba el centenario del nacimiento de José Martí y la República acababa de cumplir solo 50 años. Las fechas habían sido humilladas por el golpe militar que llevaba al poder a hombres desacreditados e incluso a connotados asesinos; de más está decir que sus autores respondían totalmente a los intereses antinacionales, eran hechura o materia dúctil de la embajada norteamericana porque ni Washington tenía que mover un dedo para hacer cumplir su voluntad. La generación del centenario reivindicaría la memoria del Apóstol en primer lugar, desde el mismo 28 de enero de 1953.

Fue muy fácil para la Dirección del Movimiento nuclear sus huestes, porque al igual que cada uno de los que la integraron hasta el más modesto y menos letrado de aquellos jóvenes vivía orgulloso de la historia de la Patria. Fidel lo expuso claramente en el juicio: "Vivimos orgullosos de la historia de nuestra Patria; la aprendimos en la escuela y hemos crecido oyendo hablar de libertad, de justicia, y de derechos. Se nos enseñó a venerar desde temprano el ejemplo glorioso de nuestros héroes y de nuestros mártires, Céspedes, Agramonte, Maceo, Gómez y Martí, fueron los primeros nombres que se grabaron en nuestro cerebro; se nos enseñó que el Titán había dicho que la libertad no se mendiga sino se conquista con el filo del machete", expresó el joven Fidel Castro en nombre propio y de sus compañeros.

Algunas veces me han preguntado qué me parecieron esos jóvenes que vi por primera vez en la Sala del Pleno de la Audiencia de Santiago de Cuba cuando se inició el juicio del Moncada y mi respuesta no se ha hecho esperar: "Creí que estaba viendo a los mambises". Y es que la enseñanza de la historia caló muy hondo en generaciones de cubanos y siempre que cala tiene frutos.

Fidel les dijo a quienes lo juzgaban en respuesta al hecho de haber tomado las armas para hacer una Cuba mejor: "Se nos enseñó a querer y defender la hermosa bandera de la estrella solitaria y a cantar todas las tardes un himno cuyos versos dicen que vivir en cadenas es vivir en oprobios y afrentas sumidos y que morir por la patria es vivir". Por eso vivirán siempre en el corazón y en las obras que una Cuba diferente ha hecho en su nombre, aquellos jóvenes de la generación del centenario que abonan la tierra que quisieron para siempre libre y soberana, ellos cayeron por ese pueblo que Martí quería cuando dijo: "El pueblo más feliz es el que tenga mejor educados a sus hijos en la instrucción del pensamiento y en la dirección de sus sentimientos".

(Publicado en Granma 22/7/92)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Bochornosa decisión del Tribunal de Atlanta contra Los Cinco

Bochornosa decisión del Tribunal de Atlanta contra Los Cinco

El Undécimo Tribunal de Apelaciones de Atlanta, Estados Unidos, ratificó hoy las injustas sentencias dictadas contra los Cinco Héroes cubanos prisioneros en ese país por combatir el terrorismo, se informó en el programa Mesa Redonda de la Televisión y la Radio cubanas.

 

Randy Alonso, moderador de ese espacio, citó un cable de la agencia española EFE, según el cual un panel de tres jueces ratificó los veredictos de culpabilidad y dictaminó que todos los argumentos presentados contra la declaración de culpabilidad de Los Cinco "carecían de mérito".

 

Señala la agencia que, en su decisión de 99 páginas, los jueces ratificaron las condenas a Gerardo Hernández y René González, y anularon las sentencias de Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino para que sean nuevamente juzgados en Miami.

 

Al dar a conocer el despacho, Alonso calificó la decisión de bochornosa y afirmó que concita el rechazo del pueblo cubano y de todas las personas solidarias con la causa de Los Cinco en el mundo.

 

Asimismo, precisó que esta dolorosa noticia será analizada con más detalles en la emisión de la Mesa Redonda de mañana jueves.

 

Los cinco cubanos prisioneros políticos en Estados Unidos desde 1998 han sido víctimas de arbitrarios procesos judiciales, denunciados internacionalmente por movimientos de solidaridad en todos los continentes y descalificados incluso por la Comisión de Detenciones Arbitrarias de la ONU.

 

Gerardo Hernández, René González, Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino monitoreaban en la Florida la actividad de grupos terroristas anticubanos que con la complicidad o tolerancia de las autoridades estadounidenses han realizado durante décadas acciones violentas contra la Isla, que han ocasionado miles de víctimas inocentes.(AIN)

 

SOBRE MIAMI Y “Declaraciòn De concordia” La Declaración del Día después

Por Felipe de J. Pérez Cruz

Desde nuestra modesta blog publicamos este artículo con permiso de su autor pues lo consideramos útil para que nuestros lectores reflexionen acerca de la realidad cubana.

Las "declaraciones" y "llamados" de matriz diversionista, facturados  o estimulados, por los servicios especiales del gobierno de los Estados Unidos, no resultan novedad en el escenario de la contrarrevolución anticubana.  Hay compañeros que optan por desconocer este tipo de manipulación, sin embargo, soy de los que opina que a la propaganda de nuestros adversarios, no debe corresponder siempre el silencio desde nuestra trinchera. Hay que responder en oportunidad e interés. Demostrar y esclarecer, aún más, nuestras irrebatibles verdades. La llamada "Declaración de Concordia", firmada en Miami el 20 marzo, por un grupo de personas nacidas en Cuba, no se diferencia sustancialmente de otras de similar naturaleza. Pero sus participantes, contexto letra, desaciertos y promotores incluidos, nos proporcionan un material  útil para la reflexión desde y con la Revolución Cubana.Las personas que suscribieron el referido documento afirman que:
 
 "No nos anima un espíritu de rapiña o despojo, sino de ayuda desinteresada en el mejoramiento y reconstrucción del hogar común" "Ningún cubano residente actualmente en nuestro país deberá ser despojado de aquellos bienes que actualmente utiliza para vivir, como es el caso de viviendas y pequeñas parcelas agropecuarias, por los eventuales deseos de reclamos de restitución de antiguos propietarios, independientemente del derecho a una justa indemnización. Tampoco deberá suprimirse el disfrute de beneficios colectivos en esferas sociales como la educación y la salud, sino que por el contrario, esos beneficios deberán ser aumentados y asegurados". Sin dudas están tomando distancia –una muy discreta… pero distancia al fin de cuentas- del Plan Busch, facturado todos sabemos, bajo la sin ley terrorista de la rapiña imperial. Hecho para instrumentar la genocida Ley Helms Burton, preparar y desatar la guerra, imponer la muerte a millones de cubanos y cubanas, y "legalizar" con la vuelta de los batistianos, latifundistas y capitalistas de antaño, sus hijos y nietos, el despojo y la esclavización de los sobrevivientes y la destrucción de la nación libre e independiente. El peso de las conciencias No creo que a estas personas les pueda animar "el espíritu de rapiña y despojo". Coincido en este punto con los firmantes. Hasta donde conozco y se lee en los datos, que adjuntan, ninguno es de la baja estirpe de los batistianos malversadores  y criminales de guerra, que iniciaron la despavorida huída del 31 de diciembre de 1958. Tampoco parecen ser del grupo de los "siquitrillados", dueños de centrales azucareros, fincas, fábricas  y chinchales cuasi industriales, intervenidos y recuperados para la nación, en las sucesivas victorias que el pueblo cubano alcanzó contra una burguesía desnacionalizada, que se alió a la potencia enemiga y perdió hasta hoy –en medio siglo de constantes agresiones- todas las batallas. Algunos de los nombres que aparecen en la declaración nos mueven la memoria, y acreditan su condición de pertenecer a las últimas cohortes de emigrados. De aquellos que muy jóvenes asistieron a la llegada de los barbudos, vivieron y participaron en la Revolución, conocieron de la pañoleta de pioneros, del orgullo de ser jóvenes "rebeldes", alfabetizadores y hasta "comunistas". Que  aprendieron a cantar, en el sentimiento de un país libre y socialista, el Himno Nacional; y a llevar una flor blanca "de amigo sincero" a nuestro José Martí.  Con carreras medias y universitarias pagadas por nuestro pueblo, no pocos con pasajes y pasaportes también pagados por nuestros trabajadores, en el aquel minuto triste en que decidieron abandonar el proyecto revolucionario, desertar y anexarse al imperio y a su sociedad de consumo. Dejaron atrás amistades y amores, traicionaron confianzas y proyectos comunes, perdieron los atardeceres del sol rojo que se hunde en el Caribe, el arrullo del sinsonte, el aroma de las mariposas y el salto alegre del arroyo en el monte. Y estas personas hoy están preocupadas. Diría que muy preocupadas: Sienten sobre sí el enorme peso de sus conciencias. Lo cierto es que a estos nacidos en Cuba, aún le quedan escrúpulos frente a  la rapiña y el despojo que es consustancial al imperio estadounidense, desde la época en que "los padres fundadores" masacraban a los pueblos originarios, legítimos dueños de ese territorio, para luego hacer una independencia, que necesitó del asesinato de un presidente y una nueva contienda, solo para otorgar la libertad formal a los negros esclavos, y de inmediato aherrojarles las cadenas del capital. Saben quienes suscriben la declaración, de lo que es capaz el nuevo fascismo americano –¡¡de los americanos que gobiernan el imperio del Norte!!-. Ven las fotos y reportajes televisivos que escapan al control y la censura mediática de la dirección de propaganda de guerra del Pentágono, con escenas dantescas, con hechos de barbarie que emulan a las hordas hitlerianas en la II Guerra Mundial. Asisten al doloroso espectáculo de una juventud chicana, latina, negra, mestiza y sobre todo pobre, que convertida en mercenaria, se desangra, muere y queda minusválida física y psicológicamente, en una contienda injusta, desatada con la mentira y sostenida por la prepotencia de quienes junto al petróleo, aspiran a dominar el mundo. Estas personas, casi todos ciudadanos del país que alentó su migración, como cada vez más estadounidenses,  despiertan del letargo enajenante  del imperio, están horrorizadas por las masacres de "su" ejército en Irak y Afganistán, y todo parece indicar que les repugna ser obligadamente cómplices de lo que auguran puede suceder en Cuba. También más de uno o una, teme por el hijo o el familiar,  que logró sortear la muerte  en el Medio Oriente, y puede perderla en el Caribe. Y tímidamente –no pudiera ser de otra manera-, se adelantan en declarar lo que quisieran poner en boca y mente de los criminales y mafiosos  que sueñan con apoderarse de Cuba. Sin dudas conocen estos firmantes que en Miami se pidió, tras la supuesta ocupación del país y derrota de la Revolución por el Ejército yanqui, "tres días para matar comunistas". Todos los días escuchan a los terroristas que pueblan el espectro radiotelevisivo y la prensa escrita de la ciudad, hacer planes para "ajustar cuentas", "recuperar" sus negocios y prebendas. Han visto el festín de las compañías en la "reconstrucción" de Irak y no dudan que algo similar se planea contra Cuba. Entonces en lo profundo de sus conciencias adocenadas, les duele la vergüenza…
 
Para el día después de la derrota En el documento miamense resulta interesante decodificar el discurso ideológico latente en el texto. Ya los ideólogos franceses del Siglo XVIII concebían la lengua como un fiel trasunto o reflejo del pensamiento, y para ellos la gramática era cosa distinta del tradicional arte de hablar bien y de escribir correctamente. Era una ciencia fundamental, una epistemología que permitía guiar al espíritu hacia la búsqueda de la verdad. Hoy Chomsky, desde la psicolenguística, nos ha demostrado que postular un modelo de lenguaje implica postular un modelo de mente. También en esta dirección la gramática sistémica señala el contenido ideológico latente en los textos. Busquemos pues donde está el espíritu que "mueve" la reflexión de los firmantes:  "Abogamos por la paz", se lee en la primera línea del citado documento: ¿Y acaso estamos en "guerra"? O en su lugar: ¿vamos a estar en guerra? En Cuba es inconstitucional declarar la guerra a cualquier otro país del mundo, nuestra doctrina militar es esencialmente defensiva. Entonces… ¿de dónde necesariamente tiene que venir la guerra? La prioridad del tema de la guerra se aclara cuando evaluamos los temas que siguen: "Odio", "resentimiento" "violencia", "fratricidio", seguido de una propuesta de amnistía que incluya a los cubanos de todas las "orillas políticas e ideológicas". Después exhortan a "trabajar juntos para levantar al país"… Cuba es una nación con reconocida y plena estabilidad política: ¿A qué violencia se refieren? Bien saben los firmantes, que los revolucionarios cubanos hacemos culto a la dignidad plena del hombre. Jamás cuando nos visitan, sienten odio o resentimiento. Son miles los que cada año desobedecen al imperio y se animan a reencontrarse con la patria que abandonaron: ¿Acaso pueden argumentar un caso, un solo caso, donde algún emigrado, durante su estancia en el país, haya sido objeto de una injuria o irrespeto? Hacia este tipo de personas nos mueve la lástima por lo que fueron y sobre todo por lo que llegaron a ser. Y ese sentimiento tan triste es suficiente. Para nosotros los culpables de la emigración ilegal y forzada hacia los Estados Unidos, son los gobernantes y mafiosos promotores de la asesina Ley de Ajuste Cubano. ¿Los firmantes? No pasan de víctimas, reos de esa política. ¿De donde y por dónde pueden anidarse en Cuba los odios, resentimiento, violencias y  fratricidios? ¿Apoyan los firmantes la liberación de los cinco patriotas antiterroristas  ilegalmente retenidos? Habría que aclararles que nuestros cinco héroes no precisan de amnistía: Para que regresen al seno de sus familias, al pueblo que los admira y reclama, sólo se precisa que el gobierno de los Estados Unidos cumpla las leyes de su propio país, respete sus tribunales, haga de la fiscalía un lugar decente. ¿Perciben o apuestan los firmantes a que van a existir muchos más prisioneros, tantos que se precise una acción masiva de liberación de revolucionarios encarcelados...? Claro que hay que levantar la economía cubana. Aún esta sumamente deprimida. Y ya lo hacemos. Se trabaja intensamente para derrotar el criminal bloqueo de los Estados Unidos, principal obstáculo que tiene el país para su desarrollo; cerramos filas también contra las insuficiencias propias. Entre el 2004 y el 2007 el PIB acumuló un incremento del 42.5 por ciento. En el 2007 la economía cubana alcanzó un crecimiento del 7,5 por ciento, que supera al 5,6 por ciento mostrado por América Latina. Para la CEPAL, Cuba logra el quinto lugar entre los 33 países que computa este organismo de la ONU. El indicador alcanzado por el país expresa la consolidación gradual de la economía cubana. Si los firmantes quieren "trabajar juntos para levantar al país" ¿por qué no se unen a la lucha por poner fin al bloqueo? Habría que preguntarles a los firmantes sobre ¿qué país afirman van a "levantar"? ¿Este de hoy, que florece y avanza, o uno que en sus pesimistas bolas de cristal ven en las ruinas de la guerra? Resulta evidente que quienes redactaron la Declaración de "Concordia" no piensan en el hoy cubano. Escriben en la lógica de un emperador presidente que ha declarado abiertamente que no le interesa la estabilidad en Cuba. Piensan su documento para un posible país que está en guerra o ha salido de la guerra, un país convulso, con pasiones desbordadas, con miles de prisioneros. Una Cuba que abría que "levantar" de las ruinas provocadas por los bombardeos y los combates.  Dan como seguro un escenario de victoria del plan Busch, de la invasión y agresión contra Cuba. La Declaración está pensada más que para hoy, para el día después de la derrota. Es la "concordia" después de la masacre… Es la concordia del derrotismo. Es una concordia históricamente bajo condena, irrealizable: ¿No se dan cuenta estos residentes en el exterior que si nos invaden sus actuales gobernantes, ese va a ser el inicio del fin del imperio? ¿Temen por nosotros o por ellos mismos? Coincidencias nada casuales Sentimos como crece el apoyo a la causa justa de su pueblo, entre los cubanos que residen en el exterior. Distancia y realidades les ha hecho ver que es -precisamente en este verde caimán- donde esta TODA la justicia, donde mejor se construye el porvenir. La emigración es por demás un fenómeno multicultural y económico que no tiene que estar sujeto a la pérdida de los valores patrios y a la opción pro-yanqui. Hay muchos y muy buenos y buenas patriotas en muchas regiones del planeta, incluidos los Estados Unidos. Un grupo de ellos acaba de finalizar en La Habana una seria y fraternal reunión con las autoridades de su país. Durante los días 19, 20 y 21 de marzo, 129 cubanos llegados de 34 países se reunieron  con el propósito de intercambiar criterios y experiencias sobre las mejores formas de expresar, en el actual momento histórico, su compromiso con la Patria y la continuidad de su proyecto revolucionario: ¿Conocen los firmantes de la "concordia" miamense la declaración final de este encuentro, titulada "Cubanos residentes en el exterior contra el Bloqueo y el Terrorismo" hecha pública el día 21 de marzo, cuando finalizó el evento? La declaración "de la concordia"  casualmente se firmó un día después de iniciado el evento habanero y un día antes de que este finalizara. Nada dice o refiere sobre la reunión que ya había comenzado en La Habana y estaba tratando temas cubanos tan cercanos… ¿La coincidencia de este documento miamense con el cónclave de los emigrados patriotas cubanos, es realmente una casualidad? Los lectores saben que este tipo de casualidades no existen. ¿Sabían los firmantes de la concordia, que estaban siendo copartícipes de una operación  de distracción, un claro –y como de costumbre fallido- intento de restar fuerza y credibilidad a los esfuerzos del gobierno revolucionario por normalizar y enriquecer las relaciones de la nación con la emigración? ¿Se forja concordia con medidas activas de propaganda anticubana? ¿Es este esfuerzo por condicionar la agenda de los emigrados que se reunían en La Habana, a los guiones prefijados desde Washington, un buen y honesto gesto de concordia? No podemos engañarnos Que existan en Miami personas que toman alguna distancia del plan terrorista de Busch y su pandilla, es algo positivo. Fuera esta constatación, no hay nada más que pueda ser interesante en la acción de este grupo de personas nacidas en Cuba. Ello por demás refleja cómo entre los que viven de las migajas del imperio, no todos secundan la irracionalidad de los fascistas y mafiosos. Los firmantes de la "concordia" no pueden, ni quieren trascender de su queja de escrúpulos. El evento de La Habana nos ratifica cómo dentro de los Estados Unidos, en el propio Miami, hay cubanos y cubanas patriotas, que junto a los amigos estadounidenses de la solidaridad, no se limitan a realizar pálidas declaraciones. Ellos luchan con valentía contra las infamias de la política imperialista, a riesgo de agresiones físicas, coerciones económicas  y cercos políticos. En el texto del documento miamense, se le hace el guiño al imperio y a los mafiosos, con la incorporación de las demandas que están en la agenda de la subversión anticubana. Mirar con el rabillo del ojo el ceño fruncido del dueño de la ciudadela imperial y  sonreírles a sus esbirros de barrio, es el primer cuidado de "concordia" que hacen los firmantes. Y nunca podrá ser éste un camino serio y digno. No hay en el documento una explicación de la situación existente entre Estados Unidos y Cuba. Mucho menos claridad conceptual. No pueden hablar del imperio, ni de la mafia. Su "stock" de ideas, aún dentro del círculo ideológico ya de por si estrecho del liberalismo, es limitadísimo.  Hasta la selección de medidas que escogen –o le ofertan- en el arsenal de la subversión dícese "disidente", es desacertado y pobre.     No todos los firmantes tienen que ser necesariamente unos sinvergüenzas, en plena y pagada inteligencia con los servicios enemigos de diversión y guerra psicológica. Quizás haya firmantes que no se percaten de que un llamado de concordia en medio de la pelea entre el bien y el mal, es un reclamo de rendición. Pero los que si no nos podemos equivocar, somos los que estamos en esta otra orilla del Estrecho de la Florida. Nos va en ello la independencia, historia, cultura y nación: la felicidad, el amor y la vida de más de 11.3 millones de cubanas y cubanos. Definitivamente no necesitamos de las conciencias de estómago que un día nos abandonaron. Tampoco de quienes aspiran a cubrir sus remordimientos con angustias de última hora y débiles gestos donde predomina la genuflexión, el derrotismo y el miedo. Si hay entre los firmantes de esta concordia tan mal asumida, algún cubano que quiera recuperar su dignidad de patriota, pienso que escogió mal. Se equivocó tanto de camino, como de acompañantes. Nuestro programa Parece que se nos va a poner de moda –siempre monitoreada por personeros de la bien nutrida nómina de la CIA y las agencias de subversión del gobierno de los Estados Unidos-,  este asunto de las propuestas a diálogos de "buena gente". No olvidemos que un incentivo muy interesante lo dan los generosos fondos aprobados para fabricar asociacionismo "civil" contrarrevolucionario. El pasado 13 de febrero llegó a mi correo un documento de similar factura a este miamense que comentamos, hecho al parecer "desde dentro". Me permito ahora hacer pública la respuesta que entonces envié al remitente. Sirve perfectamente para este ¿nuevo? canto de sirena, y sin dudas tendrá vigencia mientras las irrefutables demandas de nuestro heroico pueblo, no sean satisfechas:
 
"Si quiere realmente a Cuba y  a su conciudadanos, le propongo que: ·         Exija el fin del criminal bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.·         Exija el fin del terrorismo y de los planes de agresión militar contra Cuba.·         Exija el fin de la subversión contra Cuba·         Denuncie el pago a mercenarios dentro del país, con el propósito de proyectar una falsa oposición.·         Exija el cierre del campo de torturas de la base estadounidense de Guantánamo y  la salida de los yanquis de ese pedazo de tierra patria.·         Exija la liberación de los cinco héroes antiterroristas cubanos.·         Exija que la Unión Europea no siga de marioneta la política anticubana de Washington.·         Sea, por favor, verdaderamente culto y creativo: ¿Acaso no sabe que su "Propuesta para el Diálogo" ya la agotaron los anexionistas y autonomistas hace dos siglos atrás?·         ¿Conoció Ud. con Martí  el significado de los conceptos patriotismo, vergüenza, dignidad?·         No menosprecie a sus compatriotas: ¿Acaso no le bastó la inteligente emoción de los recientes y masivos debates de pueblo, promovidos por Raúl y la dirección del Partido? ¿Y el voto electoral que acaba de refrendar de manera irrefutable, la  mayoritaria opción socialista?·         Sea valiente: Métase a trabajar duro, durísimo aquí en Cuba (también lo pueden hacer ahora las personas de la "concordia" en Miami), para pelear –para fajarse  trompada incluida si es necesario- contra los problemas, y  por las soluciones: Todos los días por un país mejor para Ud., sus hijos y los hijos de sus hijos. Ah, y no se olvide: Fidel sigue ahí: ¡¡¡Más lúcido que nunca!!! Gigante hoy, infinito el día en que la Historia lo lleve al Panteón de los Héroes Eternos, junto a Bolívar, Martí, Mella, Sandino, Camilo y el Che".Red Cubana Virtin Informativa  
 

Pobre de los pobres

Pobre de los pobres

Néstor Núñez
(Servicio Especial de la AIN)

Triste destino el que una globalización con sello imperial esté implementado en buena parte del orbe.

 

Cada día con más fuerza se hace evidente en no pocas partes del planeta que para el capitalismo nuestra especie es simple mercancía, simple objeto con un neto valor de uso. Cuando obstaculiza los planes depredadores de los ricos, sencillamente debe ser desechada.


Es esa óptica la que explica la siguiente información procedente de Tokio, la capital nipona: "La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), dio a conocer que la ayuda de los países ricos al desarrollo de los más necesitados se redujo en casi nueve por   ciento durante el año 2007".


Nefasto. Contraproducente. Brutal. La maquinaria que alimentó y alimenta el boato de los poderosos debe ser diezmada. Hay que aniquilar el "sobrante" que solo implica protestas, escenas trágicas y luchas indeseables por la vida y por un cambio positivo.


Hace muchos años, en el seno de la ONU, los grandes beneficiarios de la expoliación ajena se comprometieron a entregar 0,7 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) anual para favorecer el avance de los tradicionalmente saqueados.


El tiempo se encargó de revelar la  penosa realidad. Con la mitad de los dedos de una mano pueden contarse las naciones poderosas que cumplieron alguna vez con esa meta. Y ni hablar de Estados Unidos, que apenas acumula en ese aspecto el 0,1 por ciento de su abultado PIB.


Con siete mil 200 millones de dólares menos de aporte a las naciones empobrecidas, el año anterior los ricos del planeta apenas destinaron 0,28 por ciento de su Producto Interno Bruto para cumplir sus compromisos internacionales hacia las áreas expoliadas.


Por eso deviene común escuchar en casi todos los foros globales como se pierden una tras otra las metas de lucha contra la pobreza, de combate a la incultura, de enfrenamiento a la insalubridad, o de erradicación del hambre.


Mientras, el gran imperio ha gastado hasta esta fecha tres billones de dólares en su guerra genocida contra la nación iraquí, o dilapida cifras similares en armas sofisticadas para intimidar  a los pueblos y pretender conquistar sus cada vez más exiguas riquezas.

 
¡Y luego le llaman extremistas y terroristas a los que abogan por un cambio  donde la lógica del bienestar común y compartido resulta bandera fundamental!

USA contra América Latina

USA contra América Latina

Néstor Núñez (Servicio Especial de la AIN)

 Nadie se engañe. Que las sucesivas administraciones norteamericanas no miren con frecuencia al sur del hemisferio, para nada implica que las clases dominantes en los Estados Unidos obvien reforzar el dominio sobre lo que consideran su traspatio natural.


Nunca ha ocurrido así. Y es que con mayor o menor escándalo, los mecanismos para afianzar el control oficial norteamericano sobre sus vecinos empobrecidos no desaparecen, en todo caso se ajustan y transforman su apariencia, jamás sus intenciones.


 En su artículo Reconfiguración del sistema Hegemonía-Dominación de los Estados Unidos sobre América Latina, el investigador cubano Juan Ángel Cordero establece que ya desde finales de los años ochenta y sobre todo a fines de la pasada década, el control de Washington "se intenta asegurar a través de mecanismos de poder duros y blandos...utilizando instrumentos políticos, diplomáticos y militares, unido a los económicos, financieros, comerciales, cibernéticos y comunicacionales...".


Esa conjunción se expresa en la letal mezcla de ataduras como el desmadejado Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, ALCA, y los Tratados de Libre Comercio bilaterales los proyectos para la subordinación de las fuerzas armadas latinoamericanas y la presencia de bases bélicas made in USA en la región.


Se suman además la invasión cultural y de información manipulada, y los mecanismos políticos que intentan afianzar la pretendida democracia representativa como el único modelo posible para los gobiernos del Sur.


De manera que los planes de dominación no han cesado un minuto, pues en la región se localiza el 11 por ciento de las reservas mundiales de petróleo y se produce cerca del 15 por ciento del crudo que se extrae en el planeta. Además, cuenta con cerca del seis por ciento de las reservas internacionales de gas natural, y grandes emporios de carbón mineral suficientes para unos 288 años de explotación.


Asimismo, acumula 27 por ciento del agua dulce del planeta, en un área que reúne solo seis por ciento de la población global, todo ello en un contexto mundial en el cual mil millones de seres humanos están privados del uso del preciado líquido y cinco millones fallecen anualmente a causa de enfermedades ligadas a esa carencia.


En consecuencia la estrategia imperial busca garantizar el acceso ilimitado de los inversionistas norteamericanos a esos recursos estratégicos, especialmente en la zona Andino-Amazónica, donde radican en abundancia petróleo, gas, minerales y maderas, así como la biodiversidad genética, el agua, y las selvas productoras de gran parte del oxígeno global.


Estos criterios avalan con más fuerza que el Sur del hemisferio no es una pieza al garete en la geopolítica yanqui, y salvarla del destino de esclava diseñado por el imperio, implica lucha, inteligencia, convergencia y unidad férrea, como es palpable en no pocas naciones del área.

Raúl Castro nuevo presidente de Cuba

Raúl Castro nuevo presidente de Cuba

Este domingo desde el Palacio de Convenciones de la Habana, quedó constituida la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular, integrada por 614 diputados, quienes cumplirán, de acuerdo a la ley, un mandato de cinco años.

 

En votación a mano alzada los diputados de la Asamblea Nacional, eligieron a Raúl Castro para ocupar el puesto de presidente del Consejo de Estado.

 

Como primer vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros resultó electo José Ramón Machado Ventura, quien hasta ahora se desempeñó como vicepresidente del Consejo de Estado.

 

Como vicepresidentes del Consejo de Estado, se desempeñarán Juan Almeida Bosque, Julio Casas Regueiro, Esteban Lazo Hernández, Carlos Lage Dávila y Abelardo Colomé Ibarra, en tanto José Miguel Miyar Barrueco continúa como secretario.Como integrantes ratificados se mencionó a José Ramón Balaguer Cabrera, Ramiro Valdés Menéndez, Pedro Saez Montejo, Luís Herrera Martínez, Iris Betancourt Téllez, Roberto Fernández Retamar, Francisco Soberón Valdés, Felipe Pérez Roque, Carlos Valenciaga Díaz y Orlando Lugo Fonte.

 

Como nuevos miembros, fueron elegidos, Yolanda Ferrer Gómez, Salvador Valdés Mesa, Juan José Rabilero Fonseca, Julio Martínez Ramírez y María del Carmen Concepción González.También son de nuevo ingreso Tania León Silveira, Regla Dayamí Armenteros Mesa, Inés María Chapman Bou, Dignora Montano Perdomo, Zurina Acosta Brook, Guillermo García Frías, Leopoldo Cintra Frías y Álvaro López Miera. 

Otro domingo 24 de febrero que hace historia

Otro domingo 24 de febrero que hace historia

Bárbara Vasallo (AIN)

Fidel Castro es un ser humano que confía en su especie. Hace muchísimo tiempo, reconocido por sus adversarios, alcanzó la universalidad. Hace apenas unos días, demostró otra vez, también ante el asombro de sus más agudos críticos, inteligencia, visión y confianza en su pueblo.

Tuvo la previsión de no aceptar cargos y combatir como soldado con un arsenal de ideas.

Cuba amaneció tranquila. El pan llegó temprano a la bodega, los niños fueron al teatro por un espectáculo infantil, en los hogares se lavó la ropa de la semana mientras se estaba pendiente de las noticias y la televisión.

 El mismo día de febrero en el cual los cubanos reiniciaron las luchas por la independencia de Cuba, en la llamada por José Martí "Guerra Necesaria", el Che Guevara fundó en la Sierra Maestra la Radio Rebelde.

Medio siglo después de las primeras trasmisiones de la emblemática emisora la cual llevaba verdad y confianza al pueblo, el Parlamento de Cuba Libre sesionó en su séptima legislatura.

Centenares de medios de comunicación masiva en el mundo cantaletearon sin límites que comenzaba la transición en Cuba, que llegaba el final de la era de Fidel Castro.

Este histórico 24 de febrero, domingo igual al día en que Juan Gualberto Gómez dio cumplimiento en 1895 a la orden de alzamiento enviada por Martí dentro de un habano, los habitantes de la Isla reafirmaron su destino, escogido de antemano.

Generaciones diversas entrelazan experiencias e intereses para vivir en armonía, unidas por el amor a la tierra nutrida por la sangre de hombres y mujeres buenos, valientes y fieles. Ese es el camino y no tiene que venir nadie foráneo a trazarlo.

Cuba por casi 50 años resiste. Los cambios echaron a andar desde aquel enero de barbudos y verde olivo. Tener a Fidel constituye privilegio.

El Consejo de Estado tendrá sus responsabilidades, también el Parlamento. Trabajar más y mejor no es nuevo: producir alimentos, satisfacer necesidades, sortear carencias, vigilar al enemigo de enfrente, burlar el bloqueo, seguirá siendo punto de mira de la cotidianeidad.

En toda Cuba, en cada barrio, los vecinos siguieron en vivo por la televisión el discurso de Raúl Castro, e hicieron suyos los aplausos con que los diputados respaldaron unánimemente sus planteamientos en el Palacio de Convenciones de La Habana

El adversario  quedó con las ganas de armar un show en contra de la Isla de Fidel Castro. Sí, la Isla de Fidel Castro.

Mensaje del Comandante en Jefe

Mensaje del Comandante en Jefe

Queridos compatriotas:

Les prometí el pasado viernes 15 de febrero que en la próxima reflexión abordaría un tema de interés para muchos compatriotas. La misma adquiere esta vez forma de mensaje.

Fidel Castro Ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su Presidente, Vicepresidentes y Secretario.

Desempeñé el honroso cargo de Presidente a lo largo de muchos años. El 15 de febrero de 1976 se aprobó la Constitución Socialista por voto libre, directo y secreto de más del 95% de los ciudadanos con derecho a votar. La primera Asamblea Nacional se constituyó el 2 de diciembre de ese año y eligió el Consejo de Estado y su Presidencia. Antes había ejercido el cargo de Primer Ministro durante casi 18 años. Siempre dispuse de las prerrogativas necesarias para llevar adelante la obra revolucionaria con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo.

Conociendo mi estado crítico de salud, muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de Presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del Primer Vicepresidente, Raúl Castro Ruz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud.

Era incómoda mi posición frente a un adversario que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí y en nada me agradaba complacerlo.

Más adelante pude alcanzar de nuevo el dominio total de mi mente, la posibilidad de leer y meditar mucho, obligado por el reposo. Me acompañaban las fuerzas físicas suficientes para escribir largas horas, las que compartía con la rehabilitación y los programas pertinentes de recuperación. Un elemental sentido común me indicaba que esa actividad estaba a mi alcance. Por otro lado me preocupó siempre, al hablar de mi salud, evitar ilusiones que en el caso de un desenlace adverso, traerían noticias traumáticas a nuestro pueblo en medio de la batalla. Prepararlo para mi ausencia, sicológica y políticamente, era mi primera obligación después de tantos años de lucha. Nunca dejé de señalar que se trataba de una recuperación "no exenta de riesgos".

Mi deseo fue siempre cumplir el deber hasta el último aliento. Es lo que puedo ofrecer.

A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré - repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe.

En breves cartas dirigidas a Randy Alonso, Director del programa Mesa Redonda de la Televisión Nacional, que a solicitud mía fueron divulgadas, se incluían discretamente elementos de este mensaje que hoy escribo, y ni siquiera el destinatario de las misivas conocía mi propósito. Tenía confianza en Randy porque lo conocí bien cuando era estudiante universitario de Periodismo, y me reunía casi todas las semanas con los representantes principales de los estudiantes universitarios, de lo que ya era conocido como el interior del país, en la biblioteca de la amplia casa de Kohly, donde se albergaban. Hoy todo el país es una inmensa Universidad.

Párrafos seleccionados de la carta enviada a Randy el 17 de diciembre de 2007:

"Mi más profunda convicción es que las respuestas a los problemas actuales de la sociedad cubana, que posee un promedio educacional cercano a 12 grados, casi un millón de graduados universitarios y la posibilidad real de estudio para sus ciudadanos sin discriminación alguna, requieren más variantes de respuesta para cada problema concreto que las contenidas en un tablero de ajedrez. Ni un solo detalle se puede ignorar, y no se trata de un camino fácil, si es que la inteligencia del ser humano en una sociedad revolucionaria ha de prevalecer sobre sus instintos.

"Mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir.

"Pienso como Niemeyer que hay que ser consecuente hasta el final."

Carta del 8 de enero de 2008:

"...Soy decidido partidario del voto unido (un principio que preserva el mérito ignorado). Fue lo que nos permitió evitar las tendencias a copiar lo que venía de los países del antiguo campo socialista, entre ellas el retrato de un candidato único, tan solitario como a la vez tan solidario con Cuba. Respeto mucho aquel primer intento de construir el socialismo, gracias al cual pudimos continuar el camino escogido."

"Tenía muy presente que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", reiteraba en aquella carta.

Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo.

Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la Revolución. Algunos casi niños se incorporaron a los combatientes de las montañas y después, con su heroísmo y sus misiones internacionalistas, llenaron de gloria al país. Cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo. Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución.

El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo.

No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título "Reflexiones del compañero Fidel" . Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso.

Gracias

Fidel Castro Ruz

18 de febrero de 2008

5 y 30 p.m.

ANIVERSARIO PARA MEDITAR

ANIVERSARIO PARA MEDITAR Por Néstor Núñez (AIN)

Desde el punto de vista del tiempo histórico, 49 años suelen ser un
lapso más bien menor. Pero si ese tiempo marcó vidas, ha estado cargado
de esfuerzos y constituye un hito de resistencia a los embates de las
fuerzas más poderosas del orbe, entonces la percepción necesariamente
es diferente.

Y el devenir de la Revolución cubana desde el triunfo de la rebelión
armada ocurrido en las primeras horas de enero de 1959, se enmarca
precisamente en esos derroteros que dejan profundas huellas.

Nadie puede negar que en todos estos decenios la Isla vivió
profundas transformaciones internas, alejándola totalmente del papel de
neocolonia con pies de barro que le fue reservado por Washington.

Nadie puede esconder que la cultura, la ciencia, el deporte y la
salud, entre otros elementos trascendentes para una nación y un pueblo,
han llegado a niveles que superan las expectativas de quienes dieron
los iniciales pasos combativos en esta última etapa de lucha por la
real independencia.

Nadie puede ocultar el decidido apoyo de Cuba a las causas más
justas de la humanidad, y su verticalidad imbatible a la hora de
enfrentar el chantaje, las maquinaciones imperialistas y su genocida
bloqueo económico.

"Para nosotros, puntualizó recientemente el primer vicepresidente
Raúl Castro, no ha sido fácil sostener la Revolución Socialista a 90
millas de un enemigo feroz".

De manera que no han sido años trascurridos sin penas ni glorias,
todo lo contrario, y ello impone no pocos deberes a los ya asumidos por
los cubanos.

El primero de ellos es hacer todo lo posible por que el país no
retroceda, no pierda sus invaluables prerrogativas, no claudique en la
defensa de su soberanía, pues de lo contrario todo lo demás estaría
perdido.
Por otra parte, una condicionante ineludible que se relaciona
íntimamente a esta batalla por persistir, incita a escrutar
constantemente el quehacer nacional para que el debate revolucionario
por la perfección de nuestro modelo socialista resulte un ente siempre
vivo, activo y creador.

Como subrayó quien ha sido guía y forjador en todos estos años de
historia, el Comandante en Jefe Fidel Castro, "cambiar todo lo que deba
ser cambiado" en aras del avance de la Patria, debe ser práctica
permanente, solo posible en un clima verdaderamente revolucionario,
donde la participación del pueblo salta la retórica para convertirse en
tangible realidad.

Todo ello hace que la mayoría de los cubanos, cuando en fecha tan
especial se les pregunta por el camino a seguir, tienen una rápida,
segura y muy bien meditada respuesta: resistir, persistir, avanzar y
transformar.

Apuesto por el voto unido

Apuesto por el voto unido

Míriam Zito Valdés

   Más allá de una consigna, el voto unido se impone para reafirmar la incondicionalidad y la confianza en la Revolución, en un proceso muy distante de las tradicionales vendimias entre politiqueros que caracterizaban las elecciones en Cuba antes de 1959.


   Para quienes peinamos canas, aún están frescos en la memoria los mítines y hasta las congas que arrollaban por los barrios en busca del voto a toda costa, en una ciudad asfixiada por pasquines de todos colores donde el postulado de turno "vendía" sus promesas al mejor postor.


  Otros utilizaban métodos más deleznables, como el de cambiar el sufragio por una cama en un hospital, o por una medicina para la cual no había dinero con qué adquirirla.


  No exagero, todo lo dejo a los recuerdos ingratos de una época cuando, en tiempo de elecciones, los poderosos dejaban de mirarte por encima del hombro para intentar estrecharte hipócritamente la mano.


    Recuerdo en detalles aquella comitiva liderada por Andrés Rivero Agüero, postulado para la presidencia de la República en la última farsa electoral de 1958, que recorrió mi barrio, entrelazado con los "boliteros" y "camajanes" de turno, en su afán de caer en gracia a quienes jamás lo habíamos visto en persona.


  Las elecciones en Cuba eran eso: promesas que se perdían en el aire fresco de los días posteriores a los comicios, cuando se aposentaban en su silla presidencial, senatorial o representarial, para olvidarse una vez más de la miseria imperante en los campos, de los desempleados o del desayuno escolar, cuyo esquilmado presupuesto muchas veces iba a engrosar  bolsillos siempre insatisfechos.


  De eso y mucho más pudiera hablar hoy en el umbral de unas elecciones que revisten de soberanía y dignidad a Cuba.


   Mediante el voto secreto de sus electores, el próximo domingo día 20, el obrero destacado, el médico internacionalista, el innovador sobresaliente, el joven científico o aquella maestra que ha dedicado su vida a la noble tarea de enseñar serán elegidos a las Asambleas Provinciales o como Diputados a la Asamblea Nacional.


  Unidos todos vindicarán a Cuba, no para enriquecerse a costa del pueblo, sino para debatir, criticar lo mal hecho y analizar cómo avanzar en el largo camino de un pueblo en verdadera Revolución.


  Frente al gran poder hegemónico que ha intentado asfixiarnos sin resultado  durante más de 49 años, la mejor alternativa es el voto unido, ese que ratifica a Fidel y a Raúl, ese que enaltece los valores patrios y los exalta a su máxima expresión, ese que hace prevalecer lo más puro del pueblo cubano y lo encumbra a la más alta dirección del país, ese por el que yo también apuesto.

TAMPOCO INTERNET ESCAPA AL BLOQUEO A CUBA

TAMPOCO INTERNET ESCAPA AL BLOQUEO A CUBA

Por Ángel Rodríguez Álvarez
Servicio Especial de la AIN


El bloqueo económico, financiero y comercial oficializado por el
gobierno norteamericano contra Cuba desde el siete de febrero de 1962,
no solo es el más prolongado de la historia, sino también el más
abarcador.

 

 Los detallados y argumentados informes presentados cada año por la
Isla ante la Asamblea General de Naciones Unidas, demuestran que no
existe prácticamente un solo aspecto de la vida de la sociedad cubana
que escape a esa enfermiza obsesión del Imperio.


La conexión a la red de redes no resulta la excepción. Desde octubre
de 1996, cuando la mayor de las Antillas quedó enlazada a la red
informática internacional de computadoras, Washington le ha creado
obstáculos diversos.


El más sobresaliente de estos se relaciona con los soportes técnicos
para garantizar el libre flujo de datos, pues la abundante legislación
estadounidense sobre el bloqueo no permite la incorporación de Cuba al
cable de fibra óptica administrado por ellos y por el cual viaja la
casi totalidad de Internet.


Este cable rodea el archipiélago antillano pero no puede tocar sus
costas, y como lógica consecuencia el acceso a la red se ha visto
seriamente afectado al quedar como única opción la satelital, mucho más
lenta, de menor calidad y capacidad y, por supuesto, mucho más costosa.


A esa modalidad de agresión se añaden otras restricciones
establecidas a partir del monopolio operacional de la red de redes
ejercido desde centros localizados en el territorio de Estados Unidos.


Todo es discreto y sutil, pero no menos efectivo que otras
restricciones. Para lograr sus propósitos se valen de la propia
tecnología digital, que permite identificar, mediante un código
asignado a cada máquina conectada a la red, la ubicación geográfica de
esta.


En diciembre del 2006 el gobierno norteamericano se dirigió a todas
las compañías proveedoras de servicios de Internet, con el objetivo de 
prevenirlas de ofrecer servicios a Cuba. Como resultado de ello se ha
visto seriamente limitado el acceso de los cubanos a determinadas bases
de datos y páginas web.


Particularmente afectados han sido los estudiantes y profesores y
las bibliotecas, que no pueden acceder a fuentes con información sobre
tecnología estadounidense, tal como hace el resto del mundo. Los
usuarios de Internet en la Isla tampoco pueden entrar al buscador
Google Herat. Al intentarlo, se recibe el aviso "This product is not
available in your country" (Este producto no se encuentra disponible en
su país).


De igual modo ocurre con la actualización de los programas
antivirus. Si desde Cuba alguien desea actualizar el programa antivirus
McCaffe, se genera una respuesta automática en inglés que, traducida al
español significa: "Lo sentimos, pero al parecer usted se encuentra
ubicado en un país al cual no podemos exportar de acuerdo con la
legislación de los Estados Unidos".


 El más reciente escándalo en este terreno, al menos conocido, se
destapó en Brasil donde la filial local de la fábrica estadounidense de
ordenadores Dell, exige a sus clientes firmar un documento en el cual
se comprometen a: "No transferiremos, exportaremos o reexportaremos,
directa o indirectamente, cualquier producto adquirido de Dell para:
Cuba, Irán, Corea del Norte y Siria..."


No resulta difícil entonces comprender las negativas consecuencias
de tales prohibiciones para el desarrollo de los programas
educacionales en centros universitarios y politécnicos y la red de
bibliotecas del país.


En esta rama, como en otras muchas igualmente bloqueadas, el pueblo
cubano no se deja vencer, desarrolla su iniciativa y recurre a
habilidades adquiridas por el enorme capital humano creado en virtud de
su amplia red educacional.


En tal sentido se ha emprendido el estudio del sistema operativo
GNU/Linux, para reemplazar gradualmente el Windows por este software
libre, y evitar posibles exigencias legales de la poderosa Microsoft,
sujeta a las regulaciones norteamericanas.


Otras ventajas del Linux son los bajos precios de comercialización,
la compatibilidad con el equipamiento usado en el país y la inmunidad a
la mayoría de los virus informáticos.


Este bloqueo digital contra Cuba no debe escapar a nadie, deviene un
peligroso precedente que es preciso denunciar, pues mañana puede ser
igualmente aplicado contra cualquiera que decida escoger un camino
independiente, sin la tutela del Washington imperial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

HERENCIA NEFASTA

HERENCIA NEFASTA

Por Néstor Núñez
 

 Diez administraciones norteamericanas se han entregado de forma
consecutiva a la innoble tarea de intentar destruir a la Revolución
Cubana mediante toda suerte de acciones agresivas.


 Unas promovieron al aliento y financiamiento de grupos internos
dedicados a sabotajes terroristas y acciones desestabilizadoras. Otros
fomentaron bandas armadas en las regiones montañosas que asesinaron a
campesinos, maestros y combatientes revolucionarios, y la emprendieron
contra entidades de producción y escuelas.


 En 1961 se produjo la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos,
organizada directamente por la Casa Blanca y sus organismos armados y
de inteligencia.


Se llegó incluso a poner al mundo al borde de una guerra nuclear en
octubre de 1962, y más tarde se fraguaron nuevos ataques y actos
agresivos planeados por la CIA y con el uso de terroristas
especialmente entrenados para esas lides. Para ello la Agencia
estableció en Miami una de sus bases operacionales más grandes en su
tenebrosa historia.


Con los años esa agresividad ha persistido, al igual que las
intenciones de atacar militarmente a Cuba si las circunstancias lo
permitiesen.


Por añadidura, detrás de toda esta actividad subversiva ha sido
también común para las administraciones estadounidenses, durante casi
cinco décadas, la persistencia del bloqueo económico a la Isla, cuya
única pretensión consiste en rendir a los cubanos por hambre,
enfermedades y carencias de todo tipo.


Del corte absoluto de suministros a Cuba y el cese de las
exportaciones de la Isla al que fuera su mercado por excelencia, el
bloqueo evolucionó hasta perseguir el comercio de terceros con La
Habana, incluidas las subsidiarias estadounidenses en todas las
naciones del orbe.


Engendros de claro contenido extraterritorial como las leyes
Helms-Burton (1996) y Torricelli (1992), se encargaron de perfeccionar
tan macabra práctica que ha llegado a prohibir incluso la entrada en
nuestro país de medicamentos vitales para niños y otros pacientes en
riesgo de muerte.


Pero sin dudas, ha sido con el gobierno del ultraconservador George
W, Bush que el bloqueo ha llegado a extremos inusitados a sumar, como
vergonzosa adición, todo un plan intervencionista que remodela "la Cuba
del futuro" según las apetencias del imperio y las organizaciones
terroristas de la Florida.


Después de 47 años, y por conducto de un equipo de insanos
aposentados en la Casa Blanca, el cerco a Cuba persiste como una espada
de Damocles, aunque con no pocas melladuras.


Fiesta de pueblo en la Plaza

Fiesta de pueblo en la Plaza

Una fiesta de pueblo resultó el acto nacional por el aniversario 47 de la creación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), celebrado en la Plaza de la Revolución de la capital pinareña.

“Las constantes agresiones del Norte y nuestras propias dificultades no podrían enfrentarse sin los CDR”, expresaron los Cinco héroes prisioneros en cárceles yanquis en un mensaje leído en el acto, en el que también resaltan que la unidad es nuestra arma más poderosa ante los intentos imperiales de acabar la obra que se construye.

Víctor Fidel Gaute Ramírez, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, resaltó que esta celebración transcurre  en medio de nuestro proceso electoral que tiene en la dinámica participación de los cederistas la mejor muestra de democracia.

Dijo que la historia de la Revolución cubana no puede escribirse sin mencionar la labor de los CDR, creados para defendernos de las agresiones de los enemigos externos e internos pero que han asumido diversas encomiendas a lo largo de sus 47 años de vida y en todas han sobresalido.

Gaute Ramírez destacó que en los cederistas de Pinar del Río se distingue la conciencia revolucionaria, la capacidad de recuperación ante las adversidades climáticas y de todo tipo y el cumplimiento de las tareas.

Llamó a trabajar mejor y más organizados y a dejar atrás lo intrascendente y lo superfluo y recalcó en la importancia de la unidad de todas las organizaciones de masas.

Juan José Rabilero Fonseca, coordinador nacional de los CDR, lanzó la convocatoria al VII Congreso de la organización, a celebrarse el próximo año y que tendrá un proceso en el que desde la cuadra hasta el cónclave se discutirán los aspectos más relevantes en que se debe mejorar o encaminar el trabajo.

La maratonista Mariela González Torres, campeona panamericana en Río 2007, agradeció el ejemplo de Fidel cuando de darlo todo para salir adelante se trata y a los millones de corazones cubanos que latieron junto al de ella y al del resto de los atletas que compitieron en esos juegos.

Y dedicó su triunfo a la recientemente fallecida Vilma Espín por su ejemplo de voluntad.

Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador provincial de los CDR, dijo que Pinar del Río obtuvo la sede de las actividades centrales de esta efeméride por la sostenida labor de la organización, fundamentalmente en la reactivación de la vigilancia revolucionaria.

También expuso que el 96,6 por ciento de los mayores de 14 años están integrados a los CDR; hay sistematicidad en las donaciones de sangre; se mantienen las labores de saneamiento en la lucha contra el mosquito Aedes aegypti; y resultó destacada la participación de los cederistas en el proceso de nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

 

 

Edmundo Alemany GutiérrezFotos: Daniel Mitjáns      

SALUD: ALARMA JUSTIFICADA

SALUD: ALARMA JUSTIFICADA

Por Néstor Núñez


La Organización Mundial de la Salud acaba de emitir un alerta al
mundo ante el inusitado aumento de las enfermedades y la aparición
acelerada de otras, cuyas consecuencias empeoran sensiblemente la ya
mermada calidad de vida de buena parte de la población global.


  

La entidad precisa que el ritmo de aparición de pandemias
desconocidas alcanza casi una por año, con la terrible capacidad de
traspasar las fronteras a extrema velocidad y propagarse sin control
sobre importantes grupos humanos. "La amenaza es generalizada y todos
los países son vulnerables", insistió la declaración.


Además, recurren con fuerza enfermedades ya conocidas como la gripe,
que podría afectar a no menos de mil 500 millones de personas en los
próximos meses, añade la OMS.


Desde 1967 a la fecha, según reportes especializados, fueron
identificados por los servicios médicos casi cuatro decenas de agentes
patógenos, entre ellos el VIH, que virtualmente está diezmando regiones
como África, el Síndrome Respiratorio Agudo, el Ebola o Marburg, de
alta letalidad, y las fiebres hemorrágicas, entre otros.


Sólo en el último quinquenio la OMS informó de la incidencia de unas
mil cien explosiones epidémicas a escala global.


Al mismo tiempo vuelven a la palestra pandemias como el cólera, la
fiebre amarilla y otras afecciones que se consideraban liquidadas o al
menos controladas en las últimas décadas.


Mientras, el presidente George W. Bush, para quien estos informes
internacionales nada significan, rechazó un proyecto de ley encaminado
a entregar fondos para garantizar la salud a las familias pobres
norteamericanas.


Su pretexto es evitar, dijo, que algunas personas cambien sus
seguros médicos privados por los otorgados oficialmente. La decisión
afecta a mas de seis millones de niños procedentes de hogares que no
clasifican dentro de los programas estaduales de salud, ni tienen
dinero para pagar instituciones médicas privadas.


Al mismo tiempo, la Oficina Oval demanda elevados gastos adicionales
para su guerra petrolera en Iraq, potencia la entrega de armas en
regiones tan explosivas como el Medio Oriente hasta la astronómica
cifra de 43 mil millones de dólares, y, por supuesto, dentro de ese
monto privilegia a Israel, su aliado regional, con el suministro de 30
mil millones de dólares en todo tipo de pertrechos.

 

¡Si tendrá razón la OMS para sentir alarma!

EN EL "REINO" DE LA LIBERTAD, SU MAJESTAD ES EL MIEDO

EN EL "REINO" DE LA LIBERTAD, SU MAJESTAD ES EL MIEDO

Por Ángel Rodríguez Álvarez (AIN)
 

Uno de los aspectos que más destaca la prensa norteamericana de su
sociedad, es el alto nivel de vida y el confort material alcanzado por
una buena parte de los ciudadanos de ese país.


En cambio, oculta, en no pocas ocasiones, que también hay allí unos
40 millones de habitantes sin las necesidades básicas resueltas, y de
ellos alrededor de 18 millones viven en extrema pobreza.


El deslumbramiento provocado por la visible opulencia de algunos
millones y la rutilante publicidad comercial, encargada de hacer creer
que todos pueden acceder al producto o los servicios promovidos,
esconden a su vez ángulos sombríos de la cotidianidad.


Muy pocos escapan a las consecuencias derivadas de la violencia
generalizada, la expansión del consumo de drogas y estupefacientes de
todo tipo, los vaivenes de la economía, la desprotección social de los
segmentos laborales y las caídas de la bolsa, entre los empresarios.
Los factores apuntados generan ansiedades, angustias y miedos que en
diferentes grados de intensidad y frecuencia se apoderan de la familia
norteamericana promedio.


Prácticamente nadie está fuera de la posibilidad de ser víctima de
un asalto en plena calle o en su propia vivienda, hasta el punto en que
la fabricación y comercialización de sistemas de alarma se ha
convertido en floreciente negocio.


El temor a ser objeto de un ataque terrorista, incrementado después
del derribo de las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, es otro
de los miedos apoderados de la actividad cotidiana de todos los
ciudadanos, sin exclusión.


Osama bin Laden, Al Qaeda y el Ántrax han pasado a formar parte del
día a día del estadounidense común. Ellos han sido convertidos en los
"cocos " oficiales, siempre al acecho, publicitados cada vez que en la
Casa Blanca están requeridos de desviar la atención ciudadana de los
frecuentes escándalos en que se ve envuelta.


Recientes datos publicados por la organización especializada Brady
Compaign to Preview Gun Violencia, son reveladores del grado en que la
violencia se ha convertido en Norteamérica en toda una extendida
cultura.


En Estados Unidos existen más de 200 millones de armas de fuego en
manos de la población civil. En los últimos cinco años 148 mil personas
en esa nación perecieron por disparos, 81 por día y uno cada 18 minutos.


Cada año se reportan dos millones de robos, de ellos unos 500 mil
con violencia, sin contabilizar un millón 100 mil sustracciones de
automóviles.


Sume a los 58 mil 200 secuestros de menores, las 59 mil violaciones
sexuales, equivalentes a mil 800 por jornada, 75 por hora, y tendrá un
cuadro aproximado de la situación.


Este país, el más opulento del planeta, tiene también la más
numerosa población penal del mundo. Dos millones 200 mil presos -700
por cada 100 mil habitantes - y cerca del 10 por ciento de ellos
condenados a cadena perpetua. Peor aún: dos tercios de esos reos
liberados vuelven a prisión, en clara demostración de que el sistema de
reeducación funciona mal.


A esta situación catastrófica debe agregarse la inseguridad diaria
de perder la hipoteca y el empleo; a contraer una enfermedad no
cubierta por el seguro - hay más de 40 millones sin seguro alguno- a
que uno de los jóvenes cercanos sea presa de la droga.


No es casual, pues, que en el "reino" de la libertad vivan 900 mil
personas con desequilibrios mentales crónicos, y que las consultas de
psiquiatría sean de las más concurridas.


En la sociedad norteamericana tienen los sicólogos y sociólogos un
adecuado laboratorio para estudiar los efectos alienantes de la llamada
sociedad del bienestar.

Bloqueo de EE UU impide desarrollo pleno y normal a los cubanos

Bloqueo de EE UU impide desarrollo pleno y normal a los cubanos

Cándido Domínguez (AIN)

 El férreo bloqueo que el gobierno de Estados
Unidos mantiene contra Cuba hace 46 años impide las posibilidades de un
desarrollo pleno y normal del pueblo de Cuba, dijo a la AIN el
reverendo Odén Marichal.


El bloqueo constituye un complejo sistema de decretos, leyes,
incluso extra-territoriales, iniciativas, medidas, sobornos, chantajes,
agresiones, intrigas, persecuciones y crímenes de todo tipo, dirigido
contra los cubanos, añadió el rector de la parroquia episcopal Fieles a
Jesús y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.


Marichal añadió que el objetivo de esa medida es poner trabas al
comercio de la Isla, deprimir su economía y frenar el acceso a recursos
financieros, con la intención de crear descontento y desaliento en el
pueblo, por lo que tiene fines eminentemente políticos.


Pero desde el punto de vista moral, social y político, hemos
respondido al asedio y bloqueo más largo que recuerde la historia
humana con una paciente cultura de la resistencia, es decir, con
inteligencia e ingeniosidad para preservar nuestra independencia y
soberanía, enfatizó.


Ante el bloqueo, la nación se ha crecido y no ha sucumbido a la
queja y el lamento, afirmó Marichal, quien es también profesor del
Seminario Evangélico de Teología en la ciudad de Matanzas y director
del Centro de Estudios del Consejo de Iglesias de Cuba.


Opinó que para la parte norteamericana ha habido consecuencias
negativas también, especialmente aquellas que tanto se empeñan en
propagandizar como libertades y logros de su democracia, como es la
prohibición de viajar libremente a Cuba y los daños al libre comercio
norteamericano con la mayor de las Antillas.


No obstante, más de la mitad de los Estados de la Unión, así como
más de 120 compañías de alimentos comercian con Cuba, en virtud de una
excepción legal del año 2000, pero siempre bajo restricciones onerosas
que no  permiten desarrollar libremente el comercio, explicó.


Precisó que el bloqueo afecta y tiene un balance ambivalente en los
vínculos entre las instituciones religiosas de ambos países.


"Por ejemplo, casi la totalidad de las iglesias cubanas --para no
ser absolutos-- se hicieron autónomas y nacionales en las décadas de
los 60 y 70 del siglo XX, por causa de la separación e incomunicación
que el bloqueo produjo en sus primeros años", explicó.

 

Agregó que eso no fue malo para la parte cubana, pues la reflexión
teológica devino autóctona, teniendo como texto principal la Biblia sin
las mediaciones de los antiguos centros religiosos en Estados Unidos y
Europa.


Precisó que se reforzó el ecumenismo como medio para resistir y hubo
más acercamiento al Caribe y América Latina.  Pero en los años 80 del
siglo XX, acotó, las iglesias norteamericanas se sensibilizaron con los
daños que su gobierno causaba a la población cubana por las carencias
de medicamentos y alimentos, debido al bloqueo, y desarrollaron
programas de solidaridad y de ayuda humanitaria.


Señaló que de inmediato las administraciones norteamericanas
pusieron renovado énfasis en aislar y separar a las instituciones
religiosas de Cuba y de su país, han tratado de satanizar las
instituciones más prestigiosas, tanto aquí como allá, e interrumpieron
la ayuda que cumplía una función humanitaria, dijo Odén Marichal.

Incrementan acciones por los Cinco

Incrementan acciones por los Cinco

Integrantes de organizaciones solidarias con Cuba continuaron este jueves las acciones como parte de la Jornada Internacional por la libertad de los Cinco y de lucha contra el terrorismo en diversas ciudades del mundo.

En Portugal, más de 200 activistas simpatizantes con la causa de los antiterroristas cubanos se reunieron en la casa de Alentejo, centro de Lisboa, en un acto político cultural en el que se presentó una convocatoria para reunir 10 000 firmas de portugueses que solicitarán al Parlamento un pronunciamiento oficial sobre el ilegal encarcelamiento. Alemania fue escenario de sendas vigilias convocadas por el Comité Basta Ya, frente a la Embajada de Estados Unidos en Berlín, y el Consulado General norteamericano en la ciudad de Düsseldorf.

Durante las cuatro horas que duró la vigilia en ambas urbes, los manifestantes recogieron rúbricas para una carta abierta que será entregada posteriormente a la legación diplomática y consular, respectivamente.Por su parte, las organizaciones de la emigración cubana en Miami que integran la Alianza Martiana; la Brigada Antonio Maceo, la Alianza Martiana (como organización individual), la ATC, la Asociación José Martí y el Círculo Bolivariano de Miami, auspiciarán una conferencia sobre los pormenores del presente proceso de apelación ante el tribunal del Onceno Circuito de Apelaciones de Atlanta.

En una céntrica plaza de la capital peruana, simpatizantes con la causa de los Cinco realizaron un acto de solidaridad, organizado por agrupaciones sociales y políticas, así como por las casas de amistad con Cuba que existen en la ciudad.

Se reportaron además, demostraciones frente a embajadas norteamericanas, mítines políticos y actos culturales en la República Checa y en Honduras. (Tomado de Granma)

CRIADORES DE CUERVOS MADE IN WASHINGTON

Por Néstor Núñez
Servicio Especial de la AIN

En noviembre de 2001, apenas a dos meses de los atentados del 11 de
septiembre en Nueva York y el Pentágono, el analista paquistaní Tariq
Alí debatió públicamente con el periodista Charles Krauthammer, del
Washington Post.


Entonces el norteamericano, de confesa tendencia ultra conservadora,
al abordar el carácter de la guerra contra Afganistán, reconoció que la
Casa Blanca había creado a Osama Bin Laden y su grupo en tiempos en que
los soviéticos ocupaban aquella nación. A su juicio la invasión
norteamericana era una guerra de represalia contra unos "cerdos" que
habían matado a estadounidenses y debían morir.


Dos cosas. por una parte Krauthammer admitía que los autores del
desastre el 11 de septiembre eran un neto producto Made in USA, ahora
descontentos con sus viejos amos que los habían abandonado luego de la
retirada de Moscú. Por otra, el periodista desmitificaba los
pronunciamientos de personeros oficiales de occidente en torno a que la
guerra contra los talibanes tenía un propósito altruista y humanitario.


Desde luego, la "venganza" poseía otros lados muy apetecibles.
Washington proclamaba sobre las víctimas de las Torres Gemelas su
"derecho" a intervenir unilateral y preventivamente en cualquier punto
del orbe donde sospechara podría existir peligro para su seguridad
nacional, a la vez que intentaba embutir al resto del planeta en el
saco propio, mediante aquella manida fórmula de "conmigo o contra mi".


¿Algo nuevo en la actuación de Washington a partir del 11 de
septiembre? No parece. Según las versiones de los encargados de
"honrar" a la nación, los indios del oeste fueron exterminados porque
"asesinaban" a los colonos blancos.


USA se anexó medio México porque los "nativos" presuntamente
atacaron a un oficial y a una patrulla militar que trasegaban por el
Río Bravo. Cuba, Puerto Rico, Filipinas y otras posesiones españolas
fueron ocupados por tropas norteamericanas a partir de la "criminal
voladura" del acorazado Maine en aguas de la Bahía de La Habana.


La guerra en Viet Nam se generalizó luego de un pretendido ataque de
Hanoi a embarcaciones estadounidenses en el Golfo de Tonkín. Es decir,
siempre Washington actuó para "defenderse", y ante el "salvajismo" de
los inferiores.

 

La lógica fomentada luego del 11 de septiembre de 2001 funcionó de
manera similar e intenta perpetuarse. Sólo que para muchos en el mundo,
y para una cifra creciente dentro de los propios Estados Unidos, las
máscaras han dejado de existir.

FABIO DI CELMO, SU RECUERDO EN EL CORAZON DE CUBA

FABIO DI CELMO, SU RECUERDO EN EL CORAZON DE CUBA

 El joven turista italiano Fabio Di Celmo fue la víctima mortal del
atentado terrorista que, organizado y financiado por criminales de
largo expediente al servicio de la Agencia Central de Inteligencia
norteamericana, tuvo lugar el cuatro de septiembre de 1997.


Una década ha transcurrido desde que el más pequeño de los hijos del
empresario Giustino Di Celmo muriera al estallar una bomba en el lobby
del hotel Copacabana, en ciudad de La Habana.


La acción formó parte de un siniestro plan concebido por Luis Posada
Carriles para ataques terroristas contra hoteles cubanos.

 

 "Haber vivido en Cuba, viendo felices a los niños sin que ninguno
muriera de hambre o mendigando monedas, limpiando los cristales de los
autos o vendiendo periódicos, convirtieron a mi hijo en comunista",
afirmó Giustino, en recientes declaraciones a la prensa cubana.


 Este hombre ha dedicado la última década de su vida a difundir la
verdad sobre el terrorismo contra Cuba y a solidarizarse con la causa
de los Cinco cubanos injustamente prisioneros en EE.UU. desde hace
nueve años, precisamente por combatir al terrorismo que desde Miami se
fragua contra la Antilla Mayor.


Fabio creció en la misma casa donde había nacido el primero de junio
de 1965, en el municipio de Génova Pegli, en la famosa Ribera de las
Flores de la Costa Azul italiana, donde su recuerdo sigue vivo en los
vecinos que allí aprendieron a quererlo.


A los dieciocho años alcanzó el título de Bachiller. Después realizó
estudios superiores de inglés y francés, terminó el Servicio Militar y
a los veintidós años visitó países europeos y americanos, y estableció
residencia temporal en Canadá, dispuesto a proseguir la carrera
empresarial.


Los Di Celmo arribaron a Cuba por vez primera en 1993 y el contacto
con el pueblo cubano impactó en el joven Fabio, quien de inmediato
quedó atrapado por el calor humano que percibía en el trato cotidiano
con otras personas.


Aquel trágico septiembre departía en el hotel Copacabana con amigos
italianos, cuando una llamada telefónica lo atrajo hasta el lobby, sin
imaginar que una mano mercenaria al servicio del terrorismo contra Cuba
había colocado allí un artefacto explosivo.


 "Una esquirla metálica apagó para siempre la vida de Fabio, el más
pequeño de los Di Celmo, un joven lleno de sueños y esperanzas",
escribió el padre.


El hecho se inscribe en la larga relación de crímenes abominables
auspiciados y ejecutados por la mafia terrorista y la CIA, que es
menester denunciar una y otra vez para que personas honestas en todas
partes del mundo se sumen al empeño de encarcelar a los grandes
culpables, hoy libres en Estados Unidos, y lograr verdadera justicia.


Roberto Pérez Betancourt (AIN)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Impunidad en EE.UU. favorece a terroristas anticubanos

Impunidad en EE.UU. favorece a terroristas anticubanos

Mientras cinco cubanos siguen presos por infiltrarse en la red terrorista a la cual pertenece Robert Ferro, este fue arrestado en California con el arsenal privado más grande capturado en los EE.UU. y fue condenado a sólo cinco años, unos meses
y una multa.

   En artículo titulado: Sentencia complaciente para otro terrorista anticubano, el diario Granma señala que Ferro, quien en el momento de su arresto confesó pertenecer al grupo terrorista miamense Alpha 66 y declaró haber acumulado mil 600 armas con vistas a organizar acciones contra Cuba, sin embargo no fue acusado de terrorismo.

   Según observadores, es seguro que la sentencia de Ferro será reducida antes de cumplirse, mientras la multa representa una limosna (75 mil dólares) para este negociante, dueño de propiedades millonarias.

   Pronunciada en días finales del verano, un momento del año que favorece el silencio mediático, la sentencia --escandalosa cuando se compara a las cuatro cadenas perpetuas y 75 años de cárcel aplicadas a Los Cinco antiterroristas cubanos presos políticos en los Estados Unidos-- recibió poca atención de parte de la prensa norteamericana.

   Granma revela que aunque varios capos terroristas pretendieron desconocer a Ferro, el delincuente ha sido asesorado en el dossier por el abogado mafioso Arturo Hernández, de Miami, el propio defensor de Luis Posada Carriles, Santiago Álvarez Fernández-Magriñá y demás cabecillas del cartel de Miami.

   Más adelante la publicación indica que nunca desde los años ochenta ha sido tan evidente el nivel de corrupción que reina en el aparato judicial norteamericano en cuanto a los casos de vinculados al terrorismo contra Cuba.

   Se ignora hasta ahora, añade, a qué presiones fueron y siguen sometidos los fiscales encargados tanto de la causa de Ferro como de Posada Carriles y sus acólitos.

   Granma concluye que en el caso de Los Cinco, está demostrado que la Fiscalía siempre actuó con un odio y una agresividad que corresponde a intenciones claramente políticas, desde el propio momento de su arresto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres