Blogia
Tus amigos

Calidad alimenticia del huevo

Calidad alimenticia del huevo

Yahumila Hidalgo Ceruto

 El huevo es un alimento muy estimado debido a su contenido nutricional, por lo cual resulta útil conocer sus propiedades,  las formas más sanas de consumirlo y las enfermedades que limitan su consumo a algunas personas.


La yema contiene dos sustancias valiosas,  la colina y la lecitina, ya que la primera es necesaria para producir la acetilcolina, fundamental para el sistema nervioso, mientras que la lecitina influye en la limpieza de las arterias, liberándolas de depósitos de grasa.


Su clara posee un elevado contenido en proteínas de alta calidad, además de vitaminas A, E, D y del complejo B, especialmente B12 y ácido fólico, antioxidantes y minerales como hierro, fósforo, zinc y selenio.


Por su alto valor nutritivo es adecuado sobre todo en las situaciones en las que el organismo tiene un desgaste extra, como en el crecimiento, la gestación, la lactancia y en los ancianos, para los cuales se recomienda por aportar colina, sustancia necesaria para el sistema nervioso y que, entre otros aspectos, fortalece la memoria.


Los especialistas recomiendan que la forma más sana de consumirlo es hervido, de manera que la clara quede cocinada y la yema blanda, la cual al endurecerse demasiado forma una sal específica (sulfuro de hierro) que además de indigesta puede ser tóxica.


También las grasas del huevo, contenidas casi exclusivamente en las yemas (un tercio de la yema está constituida por grasas) tienden a saturarse, lo cual no es deseable.


Al cocinarse la clara se neutralizan dos sustancias dañinas, como son la ovomucina, de acción antagonista respecto a algunas enzimas del cuerpo, y la avidina, antagonista de la biotina (vitamina H).

 

En cuanto al colesterol contenido en el huevo,  los expertos aseguran que sólo debe preocupar a los que tienen niveles altos en sangre, pues esta es una sustancia necesaria para la vida y el normal funcionamiento del organismo.

 
Es cierto que el huevo contiene mucho colesterol, pero se debe tener en cuenta también que su nivel  en la sangre depende, entre otros factores, de la predisposición genética, del aporte de vitaminas y minerales de la dieta, y del contenido de ácidos grasos saturados y polisaturados de los alimentos que consumimos.


Deben reducir el consumo de este preciado alimento las personas alérgicas, así como las que sufran aterosclerosis y  niveles altos de colesterol.

 
Comer hasta 10 huevos a la semana no supone riesgo alguno para un individuo sano, aseveran estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por tanto no hay razón para mirarlo con recelo.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres