Blogia
Tus amigos

Hijo de la lluvia y el mar

Hijo de la lluvia y el mar

Adys Cupull y Froilán González

 

Hace tres años una noticia desafiante y justa recorrió el mundo, anunciaba la realización de un sueño del joven artista argentino Andrés Zerneri.

 

La información fechada en Buenos Aires, señalaba  que se proponía  esculpir en bronce una estatua dedicada al Comandante Ernesto Che Guevara con el aporte de llaves de forma voluntaria y sin presupuesto oficial o de empresas privadas.

 

Desde entonces, sistemáticamente fuimos recibiendo variadas informaciones del  extraordinario acontecimiento, porque en hermoso gesto, las llaves y otros objetos de bronce  llegaban de remotos lugares y cargadas de sentimientos e historias.

 

Era grande el reto, comentaban algunos, pero la estatua fue creciendo. El lugar donde sería instalada  definitivamente fue sometido a una encuesta popular. Podría ser Buenos Aires, porque allí vivió y estudió el Che su carrera de medicina, también Córdoba o Alta Gracia, pero se decidieron por Rosario, su ciudad natal.

 

Venció la historia como homenaje a la ciudad donde ondeó por primera vez la bandera de la Argentina.

 

Vimos los sueños e ideas de Zerneri multiplicados y  convertidos en realidad. En estos  victoriosos meses de mayo y junio del 2008, seguimos a través de los amigos, paso a paso, la ruta y los horarios que siguió la caravana  con la estatua  del Comandante Guevara, que transitó por las calles de su  Buenos Aires querido.

 

Se destacaron como reporteros directos, los fundadores del Primer Museo dedicado al Che en Sur América; Irene Perpiñal y Eladio González,  y la escritora Adriana Vega.

 

La llegada de la estatua al  puerto de Rosario fue relatada  por el arquitecto e historiador José Mario Bonacci y a través de las redes por todos los países.

 

Mónica Mutti desde Rosario nos trasmitió la emoción de los que concentrados en la Alameda de la ciudad,  esperaban la obra artística, de cuatro metros de alto,  3, 056 kilogramos de bronce recolectados  por 14 mil 454 personas, que aportaron más de 75 mil llaves y otros objetos del valioso metal.

 

La doctora Mutti nos hizo vibrar de emoción solidaria, la imagen de bronce  tenía vida, hizo pensar, llorar, cantar, reír, amar,  reflexionar y respirar profundo en silencio, junto a la multitud que también  esperaba.

 

Quisimos conocer más, de los que vivieron aquellos momentos y solicitamos nuevos datos a  la médica Mutti, cuya respuesta hoy los compartimos con ustedes.

 

El barco Capitán Domingo Rodríguez, es conocido por la denominación  técnica  42B.  Es un buque hidrográfico que pertenece a Vías Navegables de la Nación y realiza relevamiento de boyas y señalizaciones en el canal del Río Paraná.

 

Las gestiones para el traslado de la estatua en ese barco fueron realizadas por la Asociación de Trabajadores del Estado, conocida por las siglas de ATE.

 

Entre los miembros de la tripulación se encontraban el  Coordinador del Operativo Oscar Verón, el capitán Osvaldo Alberto Márcico y los tripulantes Juan Manuel Nievas, Daniel Martínez, Luis Florencio Barderan y Ramón Herrera. Todos trabajadores portuarios de ATE.

 

También viajaron Sebastián Costa y Adrián Vitry,  miembros de la Comisión Monumento al Che, todos acompañados por el artista Andrés Zerneri.

 

Los organizadores designaron como Presidencia Honorífica  del proyecto del Monumento, así como  de los actos de despedida, caravanas y llegada a los cinco Héroes Cubanos, presos injustamente en cárceles de Estados Unidos por defender al pueblo cubano de actos terroristas del imperialismo norteamericano.

 

En cada tramo del recorrido se solicitó la liberación de Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino.

 

La travesía demoró cuatro días. Partió de la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires a las 14 horas del miércoles 28 de mayo. Llegó a Rosario a las 14 horas del domingo primero de junio, justo frente al Monumento a la Bandera, luego se dirigió  hacía el Puerto de Rosario, donde fue colocado en un transporte adecuado para iniciar el recorrido por la ciudad. Un grupo de amigos nos mantuvieron informados a través de fotos y filmaciones, entre ellos, Celina Mutti, Favio Giorgio, Liliana Díaz, Violeta Barni, Fermín Luna, Paula Puente y Uliano Pistelli.

 

La primer ave que se posó en el monumento fue registrada y relatada por el arquitecto José Mario Bonacci el martes 3 de junio en horas de la tarde: " Hace dos horas, estando de pie frente al Monumento, de pronto vi que algo había sobre la cabeza de la estatua. Cuando me di cuenta, descubrí que no sólo la juventud y la gente en general se acerca al lugar. También los pájaros van a conversar con él. Era una calandria apoyada sobre su cabeza e inmediatamente, con cuidado para que no se fuera, lentamente tomé la cámara y logré una hermosa fotografía: el Che mirando hacia Cuba con el ave vuelta hacia el Paraná. Una circunstancia impensada, que unió emocionalmente al Guerrillero Heroico mirando hacia La Habana, con el ave fijando  el derrotero que debió seguir refugiado en el vientre de su madre, para alcanzar a Rosario recorriendo el cauce de "El hijo del Mar" que es lo que significa en lengua indígena, y nacer aquí. . .

 

El Río Paraná también significa en guaraní hijo de la lluvia y del mar.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres