Blogia
Tus amigos

CRIADORES DE CUERVOS MADE IN WASHINGTON

Por Néstor Núñez
Servicio Especial de la AIN

En noviembre de 2001, apenas a dos meses de los atentados del 11 de
septiembre en Nueva York y el Pentágono, el analista paquistaní Tariq
Alí debatió públicamente con el periodista Charles Krauthammer, del
Washington Post.


Entonces el norteamericano, de confesa tendencia ultra conservadora,
al abordar el carácter de la guerra contra Afganistán, reconoció que la
Casa Blanca había creado a Osama Bin Laden y su grupo en tiempos en que
los soviéticos ocupaban aquella nación. A su juicio la invasión
norteamericana era una guerra de represalia contra unos "cerdos" que
habían matado a estadounidenses y debían morir.


Dos cosas. por una parte Krauthammer admitía que los autores del
desastre el 11 de septiembre eran un neto producto Made in USA, ahora
descontentos con sus viejos amos que los habían abandonado luego de la
retirada de Moscú. Por otra, el periodista desmitificaba los
pronunciamientos de personeros oficiales de occidente en torno a que la
guerra contra los talibanes tenía un propósito altruista y humanitario.


Desde luego, la "venganza" poseía otros lados muy apetecibles.
Washington proclamaba sobre las víctimas de las Torres Gemelas su
"derecho" a intervenir unilateral y preventivamente en cualquier punto
del orbe donde sospechara podría existir peligro para su seguridad
nacional, a la vez que intentaba embutir al resto del planeta en el
saco propio, mediante aquella manida fórmula de "conmigo o contra mi".


¿Algo nuevo en la actuación de Washington a partir del 11 de
septiembre? No parece. Según las versiones de los encargados de
"honrar" a la nación, los indios del oeste fueron exterminados porque
"asesinaban" a los colonos blancos.


USA se anexó medio México porque los "nativos" presuntamente
atacaron a un oficial y a una patrulla militar que trasegaban por el
Río Bravo. Cuba, Puerto Rico, Filipinas y otras posesiones españolas
fueron ocupados por tropas norteamericanas a partir de la "criminal
voladura" del acorazado Maine en aguas de la Bahía de La Habana.


La guerra en Viet Nam se generalizó luego de un pretendido ataque de
Hanoi a embarcaciones estadounidenses en el Golfo de Tonkín. Es decir,
siempre Washington actuó para "defenderse", y ante el "salvajismo" de
los inferiores.

 

La lógica fomentada luego del 11 de septiembre de 2001 funcionó de
manera similar e intenta perpetuarse. Sólo que para muchos en el mundo,
y para una cifra creciente dentro de los propios Estados Unidos, las
máscaras han dejado de existir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres