Blogia
Tus amigos

Mente positiva para respirar mejor

Mente positiva para respirar mejor

Por Astrid Barnet (AIN)


Muchos son los cambios que se producen en el organismo humano como consecuencia de la inexorable marcha del tiempo y, en las personas adultas mayores, éstos deben ser vigilados a tiempo para que su accionar no provoque consecuencias mayores.


En el caso del sistema respiratorio, estos cambios se traducen en una reducción de la efectividad que se produce generalmente antes de que comiencen las pérdidas en el sistema cardiovascular, a la vez que una disminución de la capacidad vital o de entrada y salida altas de aire de los pulmones en niveles de esfuerzo máximo.


Uno de los padecimientos más generales en esta etapa y que influyen en la reducción de la eficiencia respiratoria es la descalcificación ósea u osteoporosis y las deformaciones de la columna vertebral, que provocan el debilitamiento y atrofia de los músculos responsables de la respiración, por lo que órganos como los bronquios se vuelven más
rígidos. 

 

La disminución del volumen residual pulmonar o de la cantidad de aire que puede ser expirada durante un corto período de tiempo y del consumo basal de oxígeno, son otros cambios que se observan a partir de esta etapa de la vida.  

 

 La caja torácica se vuelve cada vez más rígida y las fibras musculares se hacen más
pequeñas y disminuyen en número. Como consecuencia, los pulmones reducen la cantidad de oxígeno que entra y sale de ellos, especialmente bajo condiciones de esfuerzo, lo cual afecta la capacidad de reserva, y provoca una sensación de cansancio constante.

  

Asimismo, aparece alguna disnea y fatiga asociadas al esfuerzo, o lo que definitivamente
podría conducir a que una persona mayor evite la realización de actividades agotadoras.   Ante estos cambios, debe tenerse una actitud positiva y aprovechar las acciones cotidianas al máximo posible y no autolimitarse ni permitir que los limiten.


El cerebro lo controla todo.  Si un atleta va a una competencia convencido de que va a vencer,  es seguro que obtiene buenos resultados; si va pensando que será derrotado, los resultados serán malos.

 

Y en el caso de problemas en la respiración (a cualquier edad), lo más aconsejable es eliminar completamente el tabaquismo, al mismo tiempo que realizar ejercicios físicos controlados por un especialista.


Aquel que piensa que cuando rebase los 40, 50 ó 60 años estará mal, envejecerá rápidamente a partir del día siguiente de su cumpleaños.
 

*La autora es colaboradora de la AIN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres